Por qué los colores pastel se han convertido en una tendencia decorativa

Tal como sucede en otros sectores como el de la moda, el ámbito de la decoración hogareña ve cambiadas sus tendencias cada dos por tres. Sin embargo, hay una en concreto que lleva ya un par de años teniendo una gran popularidad. Nos referimos a ornamentar el hogar con elementos de color pastel.

Este tipo de tonalidades cada vez se dejan ver en más pisos y casas. Por otra parte, también aumenta la cifra de usuarios que deciden informarse sobre ellas a través de medios especializados como esta revista decoración. Pero, ¿por qué? Detrás de semejante éxito hay varios motivos, los cuales describiremos a continuación.

Pinturas y productos asequibles

Atrás quedan los tiempos en los que comprar pintura de color pastel o cualquier producto que ya hiciese gala de dichas tonalidades suponía desembolsar una gran cantidad de dinero. Básicamente esto era fruto de que no había muchos fabricantes que se animasen a dar forma a elementos con estos colores, puesto que vendían poco.

Todo lo contrario sucede en pleno 2023. Al ser una tendencia en toda regla, el nivel de demanda que hay en toda España y otros países es muy elevado. Así pues, a las marcas les compensa con creces destinar una mayor o menor cantidad de dinero en elaborar estos productos, puesto que saben que acabarán vendiéndose bien.

Al leer consejos hogar y jardín, los expertos en la materia que hacen las recomendaciones y sugerencias siempre tienen en cuenta el precio del producto que mencionan en sus artículos, sobre todo en plena época de crisis económica como la que nos está tocando vivir actualmente. Por ende, no es de extrañar que muchos de ellos no duden en recomendar los colores pastel, sabiendo que las personas que se decanten por estas tonalidades no tendrán que desembolsar mucho dinero.

Colores muy versátiles que congenian con cualquier estilo

Si por algo se caracterizan los españoles a nivel decorativo es por tener preferencias muy distintas unos de otros. A muchos de ellos les entusiasma el estilo vanguardista, mientras que otros prefieren el minimalista. A su vez, el nórdico poco a poco va adquiriendo más popularidad, por supuesto sin que el rústico quede relegado a un segundo plano.

Hay colores que son incompatibles con algunos de estos estilos. Por suerte, no sucede lo mismo con los de tipo pastel. Gracias a su altísimo nivel de versatilidad, pueden introducirse elementos como alfombras e incluso muebles de colores pastel sin que se resienta el resultado obtenido al tratar de conferirle al hogar un estilo en concreto.

Tonalidades que son atemporales

Ahora que hemos mencionado el estilo vanguardista, hay que decir que el problema de algunas decoraciones es que el paso del tiempo les perjudica y acaban quedándose anticuadas. Afortunadamente no es el caso que nos ocupa.

Pocos colores hay tan atemporales como los que son pastel. No importa si te decantas por el azulado, verdoso, rosado o amarillento: en todos los casos, por mucho que pasen los años el resultado visual no se resentirá lo más mínimo.

Fáciles de limpiar

Hay colores que son muy agradecidos cuando se limpian profundamente. Sin embargo, entrañan dificultades a la hora de dejar inmaculadas las superficies en cuestión. Con los colores pastel esto no pasa.

De hecho, no necesitarás productos específicos elaborados con una fórmula química muy concreta. Dicho factor es tenido en cuenta por motivos económicos y por la ausencia de dificultades que supone la limpieza de una pared, un mueble o cualquier otro elemento de la casa que esté pintado con tonalidades pastel.

Los colores pastel son sinónimos de elegancia en estado puro

Son muchos los usuarios para los que es un auténtico placer invitar a su casa a familiares, amigos y conocidos en general, pudiendo presumir durante el transcurso de la velada de un hogar elegante. En este sentido, la elección del color adquiere una especial relevancia. Con los que son pastel, el acierto es absoluto. Pocas tonalidades hay tan elegantes como las pastel.

Relajación que favorece la conciliación del sueño y mejora el bienestar

Habiendo mencionado recientemente las visitas que acuden al domicilio, hay que decir que muchas de ellas no pueden evitar el hecho de tratar de alargar la velada lo máximo posible. ¿Por qué lo hacen? Concretamente por el bienestar que se apodera de ellas. Y no es para menos, puesto que las tonalidades pastel logran relajar como ningunas otras.

En lo referente a los propietarios e inquilinos, hay que decir que observar esos colores tan dulces y agradables poco antes de dormir, deriva en que tengan menos dificultades para conciliar el sueño.
Así pues, no sorprende que los colores pastel se hayan convertido en toda una tendencia decorativa. De hecho, todo parece indicar que en los próximos años más casas pasarán a presumir de dichas tonalidades con elementos decorativos como alfombras y muebles.

Novedades